Ghana

A ver…

Por cierto….
Ya sabeis lo que teneis que hacer para que la selección de Ghana se ponga a tocar “Las cuatro estaciones” de Vivaldi en verón VUVUCELA frente al portal donde vive el osito TEDDY

(No es una pregunta…. sé que sabeis es truco)



La academia de baile puso las entradas de su gala del fin de semana a un euro, más cuatro de donativo, para financiar las lámparas de un quirófano

Alba Sintes modificó la venta de entradas de la gala que celebró el pasado sábado con sus alumnas en Maó para lograr que la Sociedad General de Autores (SGAE) recaude menos dinero de la actuación benéfica y pueda financiarse así la compra de una lámpara de quirófano para un hospital en la ciudad de Fosu, en Ghana.

La directora del estudio de danza puso los tíckets a la venta al precio de un euro, pero también ofreció a quienes los adquirían la posibilidad de realizar un donativo de cuatro euros más para una obra benéfica. La intención es que la SGAE cobre el 10% que le corresponde, sea un espectáculo con fines lucrativos o sociales, del euro que valía oficialmente la entrada y no del montante total. Esto permitiría cubrir la compra de la luz del quirófano para el hospital de Fosu, en el sur de Ghana que llevan las hermanas hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, que en la actualidad deben utilizar un juego de espejos para iluminar su sala de operaciones.

«Vamos a ver qué sucede con la SGAE. Estamos un poco a la expectativa porque sabemos de casos en los que se ha aceptado esta medida, pero también de otros en los que han cobrado incluso el porcentaje de las invitaciones gratuitas repartidas», explicó Alba Sintes.

La directora de la academia de danza apunta que todas las instituciones de la Isla colaboraron gratuitamente en la celebración de la gala del sábado con fines benéficos. El Govern balear ayudó cediendo el recinto ferial en el que se realizó el espectáculo, el Consell de Menorca cedió libres de costes las gradas que se utilizaron para acomodar a las más de 1.000 personas que acudieron a la gala y el montaje de los asientos corrió a cargo de la brigada municipal de Maó. «Esto nos permitió dedicarnos sólo a preparar el espectáculo con las niñas», agradeció la organizadora.

La decisión de destinar el dinero al hospital de Fosu fue una decisión de Alba Sintes tras hablar con su tío Gabriel Calafat quien conoció a unas monjas españolas que trabajan en dicho centro sanitario durante uno de sus últimos viajes a Ghana.

En 2009 la SGAE se llevó 1.150 euros del 10% de las entradas del festival de fin de curso de Alba a pesar de tener también un fin benéfico. Cabe recordar que la Sociedad de Autores tiene la capacidad para no cobrar por un espectáculo si opina que tiene un fin social de interés.